Surtido

Comunicar la vuelta

Se hayan usado o no hasta acá las herramientas de comunicación interna, todo indica que para volver hay que ordenarse bien. Protocolos, señaléticas, dinámicas, voces a cargo necesitan un vehículo que los hagan llegar de la manera más acorde, con el tono preciso; sin intimidar ni alarmar, pero sí con el acento marcado en cada paso a paso.

Conocer a nuestros equipos y su naturaleza es clave para definir canales y modelos de comunicación a corto plazo.

Hasta acá, y en el cortísimo plazo seguro, de lo que se trata es de liderar a distancia. Eso nos contó Liliana Cárdenes, CEO y Founder de KYO HR Consulting: “Generar vínculos sin compartir el espacio físico. Hay que darle tiempo a la comunicación, a intercambiar con otros, a conversar, a estar cerca… Los líderes deben generar corrientes genuinas de empatía. Diseñar y cascadear rutinas donde todos estemos atentos al otro, con disponibilidad para hacer ajustes y para transitar un camino de adaptación colaborativa.

El cambio fue abrupto. No hubo transición. Los especialistas afirman que en cinco meses hubo un cambio que se proyectaba en décadas. Como afirma Liliana, “circunstancias excepcionales demandan respuestas excepcionales¨, de las cuales el teletrabajo es sólo lo más visible, porque lo que está cambiando mientras tanto es la cultura. 

La comunicación en este contexto es indispensable; las personas se vinculan mejor con las empresas que demuestran humanidad en tiempos de crisis. Myriam Mihkelson, Medio-Mundo

En ese sentido, Myriam Mihkelson y Florencia Luque, ambas coaches y socias de Medio-Mundo, consultora especializada en perfiles de comunicación, piensan que ¨muchas de las dinámicas adquiridas en este tiempo nos ayudaron a agilizar cambios cuya necesidad se empezaba a manifestar. Nos hizo darnos cuenta de que hay otras modalidades posibles de trabajar y obtener los mismos buenos resultados¨. Ellas creen que todavía no están claras las nuevas pautas con las que vamos a trabajar a futuro, pero lo que sí está claro es que muchas van a quedar afianzadas

Conocer a nuestros equipos y su naturaleza en la adversidad que representó esta crisis es clave, como también entender cuáles son los recursos que facilitan el abordaje de información para definir canales y modelos de comunicación a corto plazo. Porque para comunicar -en el fututo y siempre- se hace indispensable conocer a las audiencias. ¨Entender sus hábitos de contacto y su nivel de digitalización, para diseñar planes de llegada que contemplen herramientas amigables, incluso brindando soporte e instrucción adecuada para quienes lo necesiten¨,agrega Liliana. ¨Establecer una conexión multiplataforma, no sólo escrita a través de mails, sino también con imagen y voz¨. Para Medio Mundo, a la vez, la comunicación siempre es clave, pero en este contexto es indispensable, “porque las personas se vinculan mejor con las empresas y marcas que demuestran humanidad en tiempos de crisis¨, asegura Myriam.

Un mundo tecnológico al alcance de cada integrante de nuestros equipos. Mensajes claros, integrados a un concepto, circulando por todos esos canales que usamos cada día.

Un buen ejemplo resulta el spot que desarrolló Arcor cuando todo esto se volvió mucho más largo de lo que imaginábamos. La compañía eligió un recorte y un tono que creyó oportuno para dar un mensaje de cuidado a sus empleados, incluso cuando sabían que todavía estaban lejos de regresar a los viejos lugares de trabajo. Pero para cuidar a nuestros equipos y comunicar la vuelta, no hace falta un desarrollo audiovisual que comprometa un esfuerzo que  quizás hoy las empresas no pueden afrontar . Capañas publicitarias son muy bienvenidas si la estructura lo habilita, pero existen medios al alcance y formas igual de creativas para llegar a nuestros públicos internos: gráficas, pop ups, landings, Whatsapp, flyers… un mundo tecnológico al alcance de cada integrante de nuestros equipos. Mensajes claros, integrados a un concepto, circulando por todos esos canales que usamos cada día.

Campaña de Arcor para sus enmpleados durante el distanciamiento.

Myriam, de Medio Mundo, dice que ¨la pandemia nos enfrentó a varios mitos y verdades¨. Habla del trabajo a distancia. Y nos acerca la posibilidad de organizar la vuelta a partir del análisis de tres puntos centrales: 

Qué tenemos: en cuanto a equipo de gente, infraestructura, equipamiento.

Qué necesitamos: teniendo en cuenta el negocio, los proyectos en curso y los planes a futuro.. 

Qué podemos: entre todo esto que tenemos y lo que identificamos que nos vendría bien tener; ¿qué podemos efectivamente implementar? Y si no pudiéramos resolver todo junto, ¿qué tal si hacemos un plan de etapas para alcanzar ese modelo “ideal”?

Establecer protocolos es importante, pero sin una estrategia de comunicación que le sume valor y logre transmitirlos de la manera más clara, corren el riesgo de ser herramientas débiles y de poca consistencia. Se hace necesario el abordaje de diagnósticos y la visualizacion de una estrategia y de mensajes que aporten información técnica, respetando también –y sobre todo- el costado humano. Se trata de evaluar las mejores condiciones para la vuelta, pero también de acompañarlas con una planificación y un discurso coherente y preciso, revisando el mensaje,  el tono  y el vocero que lo lleve adelante. Porque el entusiasmo no vuelve de la mano de un protocolo; las ganas de seguir se contagian con un lenguaje  cercano, genuino y cuidado, con las tintas cargadas en la empatía con ellos y ellas, que son quienes tendrán que volver a la nueva normalidad.