Cada vez más escucho la frase que da título a este post vinculada al contenido que algunos bloggers o influencers o vaya uno a saber qué fuerza no identificada en la red pone a circular entre nuestras aplicaciones más famosas.